El presidente Andrés Manuel López Obrador firmó un decreto para garantizar el abasto de agua en Nuevo León, luego de que la entidad ha sufrido varias semanas de sequía, sin que el Gobierno estatal haya logrado resolver el tema.

Con este plan, el cual se hará público en el transcurso del día, el mandatario se comprometió a que habrá agua para 8 o 10 años.


Te sugerimos: Ligeras lluvias refrescan Monterrey en medio de la intensa sequía


“Es resolver el fondo a mediano y a largo plazo [...] reforzar acciones de inmediato, quizá siendo estrictos en nuestra valoración las soluciones que nosotros estamos proponiendo y se van a llevar a cabo con apoyo del Gobierno del estado y municipales”, expresó.

Durante la ‘mañanera’ explicó que el proyecto incluye la construcción de un acueducto, así como la finalización de la Presa Libertad y la implementación del Plan DN-III para que las Fuerzas Armadas abastezcan con 114 pipas de agua a los ciudadanos donde sigue la escasez.

Temas: