En menos de un mes, Europa atraviesa por una segunda ola de calor con temperaturas de hasta 44 grados centígrados y que además, provocan incendios forestales en España y Portugal.

De acuerdo a los científicos, el fenómeno es una consecuencia directa del cambio climático en todo el planeta, en medio de la campaña turística de verano en todo el continente.


Te sugerimos: Aprueban CASTRACIÓN química para VIOLADORES en Tailandia


"Se espera un calor especialmente intenso, no una típica ola de calor de verano", explicó a la AFP François Gourand, meteorólogo de Météo France, cuando el oeste de Francia se encuentra en "alerta roja".

En Francia y Reino Unido se esperan récord de altas temperaturas, donde incluso podrían alcanzar entre 38 y 40 grados centígrados y de hasta 44 grados en zonas del suroeste, lo que incluso han denominado un "un apocalipsis de calor"; mientras en el extremo occidental, batió su récord local con 35.8 grados Celsius.

Además, los pronósticos indican que el Reino Unido también se prepara para récords de calor, con más de 40 ºC, por primera vez en su historia. El actual récord son los 38.7 ºC del 25 de julio de 2019.


Te sugerimos: [VIDEO] Jovencito muere tras quedar inconsciente por tomar una botella de licor en 2 minutos


Las autoridades británicas decretaron nivel de alerta 4, el más alto de la medición, por el riesgo para las personas vulnerables e incluso los jóvenes y con buena salud.

Por su parte, Holanda y Bélgica decretaron "alerta naranja" para el próximo martes, al esperarse temperaturas próximas a los 40 ºC pero sin batir récords de calor.

En España se espera para hoy una temperatura de hasta 42 ºC en regiones del norte como el País Vasco y Navarra, según la agencia de meteorología Aemet.

Esta atípica ola de calor ya cobró la vida de dos personas. El pasado domingo, un hombre de 50 años murió por un golpe de calor en Torrejón de Ardoz, a las afueras de Madrid. Un día antes, un operario de limpieza de 60 años falleció en la capital por la misma razón, según las autoridades locales.

Los incendios en España también provocaron la muerte de un pastor en la provincia de Zamora (noroeste), anunciaron el lunes las autoridades locales, mientras en la víspera, un bombero murió al combatir el fuego en esa zona.

Dicha conflagración forestal devastó 70 mil hectáreas desde inicios de año, "casi el doble de la media de la última década". Desde hace días, los bomberos buscan sofocar una decena de incendios.

Mientras, en Portugal, unos 800 bomberos siguen luchando contra cuatro incendios activos en el centro y el norte, pero Protección Civil estimó que la situación era favorable gracias a un descenso de la temperatura.

Dos grandes incendios calcinaron desde hace una semana 14 mil hectáreas de vegetación en el suroeste de Francia, cerca de Burdeos, y obligaron este lunes a evacuar a más de 10 mil personas.

 

ARM


Temas: