Hace unas semanas la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México inició una investigación en contra de exfuncionarios de la alcaldía Benito Juárez por enriquecimiento ilícito a través de construcciones que favorecieron mientras estaban en el Gobierno.

Este caso, denominado públicamente como Cártel Inmobiliario, ha recibido mucha difusión por parte del Gobierno capitalino y militantes de Morena, sin embargo, los actos de corrupción se extienden también a este partido.

Recientemente volvió a salir a la luz las denuncias que desarrolladores en Miguel Hidalgo hicieron en contra del exalcalde morenista Víctor Hugo Romo por extorsiones.

Aseguran que los obligaban a entregar departamentos como parte del pago para dejarlos construir, un modus operandi similar por el que son acusados los exfuncionarios de Benito Juárez, quienes ya son sujetos a un proceso judicial.


Te sugerimos: FGJCDMX va por otro exfuncionario de la Benito Juárez por el caso del ‘Cártel Inmobiliario’


Los hechos imputados a los panista se cometieron en los periodos de 2009-2012 y 2012-2015, mientras que las acusaciones contra el morenita fueron en el mismo periodo de 2012 y 2015, cuando fue delegado, y de 2018 a 2021 cuando fue alcalde.

Asimismo, Víctor Romo, quien ahora trabaja en el gabinete de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, es acusado de favorecer la contratación de constructoras ligadas a sus amigos.

Un ejemplo claro fue que, para construir el nuevo edificio de lo que sería la nueva alcaldía, la administración de Romo Guerra pactó con la constructora de Carlos Herrera Tello, exalcalde perredista de Zitácuaro, Michoacán, y que fue secretario de Gobierno de Silvano Aureoles, gran amigo de Víctor Hugo desde que ambos militaban en la corriente Nuevo Sol, del PRD.

Las obras ilegales durante su administración fueron recurrentes, violando el uso de suelo en algunos casos a favor de particulares que, previos sobornos, pudieron abrir sus negocios.


Te sugerimos: Sheinbaum exige a panistas explicar sobre el Cártel Inmobiliario en Benito Juárez


Denuncias públicas de corrupción

Las investigaciones en contra de los exfuncionarios de Benito Juárez acusados de corrupción en materia inmobiliaria surgieron a partir de denuncias públicas reportadas en medios de comunicación.

En el caso de Miguel Hidalgo también hay antecedentes, pero hasta el momento la Fiscalía no les ha dado seguimiento.


Te sugerimos: Morena detrás de la ‘guerra sucia’ en contra del PAN en la alcaldía Benito Juárez


En 2015, el candidato de Víctor Hugo Romo para retener la demarcación, David Razú Aznar, perdió las elecciones contra la panista Xóchitl Gálvez, quien públicamente denunció los actos de corrupción de su antecesor.

Aseguró que tanto Romo, como quien fuera su director Jurídico y de Gobierno, David Razú, eran parte de una red de corrupción que avalaba la construcción de edificios que violaban la normatividad urbana.

De hecho, en mayo de 2014,Razú Aznar fue exhibido por habitar un penthouse en la colonia Escandón, construido ilegalmente. Lo que además representó una trampa electoral, ya que comenzó a rentar ese espacio poco antes de las elecciones para "acreditar" que vivía en la demarcación que pretendía gobernar, cuando en realidad vivía en la colonia Condesa, en la alcaldía Cuauhtémoc.

Dicha propiedad, ubicada en Minería 88, había sido invadida por la Asamblea de Barrios, pero el entonces jefe delegacional negoció para que la ocuparan integrantes del grupo delincuencial conocido como Los Claudios, el origen de Los Canchola.

En 2016, Gálvez clausuró este inmueble, aplicó una multa para el director de obra, revocación de la manifestación de construcción, sanción al propietario del 5% sobre el valor total, así como la demolición de los dos pisos excedentes.

Temas: