Dos jóvenes de 37 y 23 años de edad murieron cuando intentaban cruzar hacia Estados Unidos, aparentemente para vivir ‘El Sueño Americano’, luego de ser abandonados por un hombre a quien le pagaron por ayudarlos.

Los cuerpos de Edgar y Carlos, quienes son hermanos, fueron encontrados por la patrulla fronteriza  en el desierto de Arizona, sin vida. 

De acuerdo con el reporte, los cuerpos de las víctimas estaban abrazados al momento de su hallazgo, el pasado 2 de junio tras ser abandonados por el ‘coyote’ aparentemente debido a que uno de ellos sufrió deshidratación y no pudo seguir su camino. 


Te sugerimos: [VIDEO] ‘Motorratón’ mata a su ‘compadre’ por accidente; novia le llora desgarradamente


El padre de las víctimas originarias de Tuxtepec Oaxaca informó que fue el ‘pollero’ quien le avisó de lo que le había pasado a uno de sus hijos y por lo que su hermano decidió quedarse con él y apoyarlo. 

Detalló que los jóvenes salieron el 27 de mayo de su hogar en el municipio de Tuxtepec, donde se dedicaban a la albañilería, con el sueño de mejorar la situación económica de sus familias. 

“Yo los llevé a Santa Cruz (Veracruz). Allá le dije a uno de ellos: ‘¿Estás seguro de que vas a aguantar?. Y me dijo: Sí, papá. Yo le voy a echar muchas ganas y lo voy a hacer por mis hijos y por mi esposa”, comentó su padre.


Te sugerimos: Narco se apodera de Sayula, Veracruz; SECUESTRÓ a la alcaldesa y a su hijo de 3 años


Luego de despedirse de ellos, ambos abordaron un auto con rumbo a Sonoyta, donde los esperaba el ‘coyote’, quien una semana después le llamó para darle la noticia.

Tras conocer esta información, el señor se comunicó con el consulado para que lo ayudarán a encontrar a los jóvenes, pese a la poca comunicación que logró, finalmente el 9 de agosto las autoridades estadounidenses le informaron que hallaron los cuerpos de sus hijos, por lo que solicita el apoyo del Gobierno mexicano para repatriar a sus hijos y sepultarlos en su comunidad.

“Me confirmaron que eran mis hijos, que la Patrulla Fronteriza encontró ambos cuerpos, porque traían credenciales, y que estaban abrazados, y aunque en malas condiciones, todavía tenían rasgos físicos para identificar”, detalló.


Temas: