La marcha para conmemorar el octavo aniversario de la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa el 26 y 27 de septiembre de 2o14, arrancó a las 16:00 horas del Ángel de la Independencia y terminó en el Zócalo Capitalino con varios discursos.

A su paso por las avenidas Paseo de la Reforma e Insurgentes, Juárez, 5 de mayo, entre otras calles aledañas al primer cuadro de la Ciudad de México, padres y familiares de las víctimas, así como normalistas de Iguala, exigieron justicia.


Te sugerimos: La FGR cancela 21 de las 83 órdenes de aprehensión del caso Ayotzinapa


“¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!”, “El Estado los mató”, entre otras otras consignas que desde hace ocho años los manifestantes arengan, la marcha también transcurrió entre diversos actos vandálicos por parte de integrantes de grupos anarquistas.

Durante toda la ruta y hasta el final en la Plaza de la Constitución, varios manifestantes encapuchados causaron destrozos a negocios, paradas de Metrobús, como pintas de paredes, rejas y estrellaron varias decenas de cristales.


Te sugerimos: Blindan con vallas metálicas y 'abate fuegos' Palacio Nacional, ante manifestación por Ayotzinapa


No faltaron tampoco las bombas molotov, algunos conatos de incendio y saqueos de establecimientos comerciales, además enfrentamientos con policías capitalinos, que se limitaron a resguardar la protesta.

Sin embargo, en la calle 5 de mayo hubo varios encapsulamientos por parte de las fuerzas de seguridad para que los anarquistas no provocaran más destrozos. A través de su cuenta de Twitter, Martí Batres, secretario de Gobierno de la Ciudad de México, indicó que durante la marcha aglutinaron a un grupo del bloque negro.


Te sugerimos: Rechaza SCJN revisar sentencia contra Mario Aburto por asesinato de Luis Donaldo Colosio


En vialidades como Eje Central Lázaro Cárdenas, Madero y avenida Juárez lanzaron piedras y con mazos golpearon las fachadas.

Durante los pronunciamientos de una de las paradas, se hizo el pase de lista de los estudiantes desaparecidos frente al Antimonumento que se ubica en Paseo de la Reforma y Bucareli.

La Brigada Marabunta formó una valla humana para proteger a los policías capitalinos. Los uniformados se replegaron más tarde para evitar golpes de palos, piedras y otros objetos.

Alrededor de las 18:00 horas, la vanguardia de la manifestación arribó al Zócalo de Ciudad de México, donde los padres de los jóvenes comenzaron el mitin sobre un templete.

5 mil personas participaron en la marcha por el octavo aniversario de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, estimaron autoridades capitalinas.

Padres de los jóvenes de Iguala, Guerrero, advirtieron que si el titular de la Fiscalía General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, no puede hacer su trabajo deje el puesto a otra persona para que lo desarrolle.

“No hemos parado para seguir levantando la voz... agradecemos a las universidades, organizaciones sociales donde los padres piden la presentación de vida de sus hijos”, manifestó doña Blanca, madre de uno de los 43.

Consideraron además que las autoridades se están burlando de ellos, “nosotros llevamos ocho años gritando la presentación con vida de nuestros hijos. Enrique Peña Nieto nos mintió con la Verdad Histórica y ahora le digo a este Gobierno, que no se burle de nosotros, que nos diga qué pasó con nuestros hijos.

ARM


Temas: