La Central de Abasto (CEDA) de la Ciudad de México contribuye al desarrollo de la bioenergía y por ende al cuidado del ambiente, con el reciclaje de aceite vegetal, el cual procesa para generar combustible.

A través de la Planta Productora de Biodiesel instalada en el mercado más grande de la capital del país, en la alcaldía Iztapalapa, convierten la grasa de uso diario en el hogar, en el aditamento para la operación de unidades de la Red de Transporte de Pasajeros (RTP) y del Sistema de Corredores de Transporte Público de Pasajeros (Metrobús).

 


Te sugerimos: [5 COSAS] que no debes perderte de la Fiesta de las Culturas Indígenas en CDMX


En el marco del Día Internacional del Biodiesel (10 de agosto), Violeta Mena, investigadora del Instituto Politécnico Nacional (IPN), explicó la relevancia a nivel mundial de este carburante, así como la importancia de que el CEDA lo produzca.

“El biodiesel es un combustible de origen renovable, se produce a partir de aceites y grasas de origen vegetal o animal; tiene propiedades muy parecidas al diesel de petróleo y de ahí su nombre común. Su uso puede ser en todo tipo de máquinas y motores”, explicó.

La trascendencia de utilizar bioetanol y biodiesel, destacó, radica en la previsión de la Agencia Internacional de Energía, sobre el crecimiento del uso de los biocombustibles durante los próximo 30 años a nivel mundial.


Te sugerimos: Sistema Cutzamala a punto de bajar a niveles críticos de agua


Esto cobra especial importancia para México donde existe un gran potencial, al ser vecino de Estados Unidos, país donde se encuentra el principal mercado de este producto. Además se debe contemplar a Europa (segundo consumidor) e incluso el nacional.

Mena Cervantes dijo que en la Ciudad de México la principal materia prima son los aceites usados, y por ello llamó a las familias a apartar en un recipiente seco estas grasas luego de cocinar; mezclarlas con otros líquidos y si es posible filtrarlas.

Una vez envasado, dijo la especialista, las personas pueden llevar el aceite a los centros de recepción como el del CEDA y de la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) ubicados las alcaldías de Iztacalco, Iztapalapa, Coyoacán y Miguel Hidalgo, para que se recicle.

“Conmemorar esta fecha (representa) abrir una nueva etapa para México y verdaderamente nos podamos convertir en una potencia de la bioenergía, particularmente del biodiesel. Celebremos todos este potencial y sobre todo que nos pongamos a trabajar para hacerlo realidad”, destacó la doctora del IPN.

La Planta Productora de Biodiesel inaugurada en 2020, es parte de una campaña permanente del Gobierno de la Ciudad de México y la coordinación general del CEDA. En dichas instalaciones se producen hasta mil litros, es decir, por cada litro de aceite 99% es bioaditivo, por lo que su obtención es fundamental para este proceso.

ARM


Temas:

Contenido patrocinado