En la calle de Salvador Díaz Mirón en el número 142, detrás de un zaguán negro, se encuentra una edificación, cuyos muros guardan una larga historia. Se trata de una casona porfiriana construida en el siglo XIX, y en la cual se encuentra oculta una peculiar librería llamada Niña Oscura.

imagen-cuerpo

Para los amantes de la lectura, basta con tocar el timbre más visible con el dígito 1, para que colaboradores de la librería te den la bienvenida a una experiencia, cuyos espacios y estantes atiborrados de libros te dan múltiples opciones.

imagen-cuerpo

El dueño de la librería, Max Ramos, tiene 23 años como librero, platica que este espacio surgió como una segunda opción para guardar más libros, pero poco a poco se convirtió en una librería, pero conserva el misterio que tuvo desde que llegó al inmueble a rentarlo, y cuenta que, incluso, su nombre forma parte de una experiencia poco usual.

“Teníamos que recoger la llave un sábado a las 10:00 en punto, porque la personas que rentaban iban a salir de viaje y no podían esperarme. Por alguna razón me distraje, y llegué 10:05. De pronto, escuché desde el interior a alguien que rasguñaba la enorme puerta de metal, me asomé, pero no se veía nada. Cuando me iba escuché de nuevo el ruido; de repente chirrió la puerta y se abrió. Vi a una pequeña niña de tez oscura que me entregó el manojo de llaves y se echó a correr a la calle de Naranjo, se dio vuelta y se pierde su rastro”, narra Max.

Dentro de la librería hay más de 80 mil ejemplares de historia, derecho, literatura, política, y secciones más pequeñas de psicología, sociología, filosofía, arte, música, biografías y revistas. También existe un apartado de objetos antiguos como máquinas de escribir, lámparas, pinturas, maletas de viajero y bicicletas que se encuentran a la venta.

imagen-cuerpo

Recorrer esta librería es una forma de conocer y adentrarse a la historia en la búsqueda de sus ejemplares.

“Es difícil de describir, creo que decir que es interesante, bonito, genial, es corto. Hay un ambiente muy especifico, de antigüedad, parece que uno va al pasado, a través de tantas publicaciones de tantos años, de tantas editoriales”, manifestó Maximiliano Vargas, escritor.

imagen-cuerpo

imagen-cuerpo

Si quieres ir a conocer este lugar, lo puedes realizar de miércoles a sábado en un horario de 10:00 a 6:00 am, está ubicada en la calle Salvador Díaz Mirón 142, Santa María la Ribera, de la alcaldía Cuauhtémoc.

No olvides tocar el timbre con el dígito 1, con una vez es necesario para que puedas revisar cada uno de los entrañables ejemplares que se encuentran el lugar, pero ve preparado porque la conexión entre el histórico espacio y las pilas de libros te dejarán satisfecho, por la gran cantidad de opciones a considerar.

imagen-cuerpo


Temas:

Contenido patrocinado